Desde siempre me apasionó la chocolatería, capacitarme, y experimentar con chocolate creando sabores y texturas innovadoras. Mi interés por esta afición nunca dejó de crecer hasta convertirse en mi hobby predilecto y el deleite de mis invitados y allegados se volvió mi sana obsesión. La calidad y originalidad de mis creaciones hicieron de ellas un éxito en reuniones familiares y sociales, el boca en boca hizo lo suyo y la demanda creció rápidamente. El término ‘hobby’ estaba quedando chico. Fue entonces que tomé la decisión de dedicarme de lleno y convertir este pasatiempo, que tantas satisfacciones me daba, en mi medio de vida. Así, en el año 2005, nace Kocholatte.

Desde entonces, con más entusiasmo y dedicación que nunca, pusimos manos a la obra y volcamos toda nuestra experiencia y vocación artística en ampliar nuestro catálogo y seguir perfeccionándonos para ofrecerles la más variada selección de sabores, formas y texturas en nuestros más de 50 diseños artesanales, tan exquisitos como elegantes, preparados con ingredientes de la más alta calidad. El amor que sentimos por nuestro oficio y la auto exigencia, rasgos distintivos de nuestro equipo, garantizan la excelencia de nuestros chocolates.

En Kocholatte combinamos pasión y maestría para contribuir a hacer de ese evento tan especial, una ocasión inolvidable.

Raquel

Fundadora.